DIETAS MILAGRO ¿VERDAD O PURO CUENTO?

 

KAREN BETECH HANONO

LICENCIADA EN NUTRICIÓN

 

  1. ¿Qué es una dieta milagro? 

Es cualquier método que promete bajar de peso en una cantidad exagerada de kilos a una velocidad exagerada sin esfuerzo, sin dietas, sin ejercicio y prácticamente sin ningún fundamento que lo respalde. Tienden a enfocarse en la figura ideal, el cuerpo perfecto y la cantidad de kilos por perder, sin importar el peligro que pueda implicar para la salud. 

 

  1. ¿Cómo identificar que una dieta es milagro y diferenciarla de una buena dieta?

Aquí las diferencias básicas entre un plan de alimentación saludable y una dieta milagro. 

Alimentación o dieta saludable:

-Es indicada por un profesional de la salud especialista en Nutrición que evalúa el estado nutricional del individuo.

-Se centra en la salud del individuo, buscando el equilibrio óptimo para su edad, género y condiciones de vida específicas.

-Está basada en fundamentos científicos actualizados, medidos y probados.

-Es completa, variada, suficiente, adecuada, inocua y equilibrada.

-Incluye todos los grupos de alimentos, sin satanizar, ni endiosar, destacando las propiedades importantes de cada uno. 

-Indica cómo combinarlos y seleccionarlos para un sano equilibrio y metas de salud factibles.

-Puede ser muy sabrosa si se sabe combinar.

-Es diseñada de manera individual por un Nutriólogo experto, que toma en cuenta el estado nutricional y todos los aspectos en torno a la alimentación y metas de salud de cada persona.

-No se repite la misma dieta para diferentes individuos. 

 

 

Dieta milagro:

-Generalmente no tienen ningún respaldo científico o viene junto con verdades a medias.

-Las promueven personas que no son especialistas en la Ciencia de la Nutrición. 

-Suelen prometer más allá de lo razonable. No son metas factibles. 

-Dicen lo que quieres escuchar a cambio de que compres su producto o programa, sin saber si eres apto para seguir esa dieta en particular.

-No toman en cuenta las condiciones particulares de salud. 

-Presionan para que “llame ahora y llévese también el super aparato/pastilla/producto para quemar grasa sin moverse”. 

-Se enfocan más en la figura ideal que en lograr hábitos y peso saludables. 

-Son nutricionalmente incompletas, desequilibradas, inadecuadas y PUEDEN SER NOCIVAS.

-Suelen eliminar grupos de alimentos en particular (sin ningún motivo válido).

-Prometen mucho más de lo que pueden cumplir. El efecto merolico: “con esta dieta te vas a curar hasta las caries, salvarás tu matrimonio, eliminarás la flacidez, celulitis, las estrías y hasta los malos pensamientos”.

-Se aplican de forma generalizada sin importar condiciones de salud. La misma dieta para todos. 

 

  1. ¿Cuáles son los peligros de seguir una dieta milagro?

El peligro son las consecuencias directas sobre la salud biológica y emocional. Imagina cuánto daño puede causar al corazón, riñón o hígado una pérdida de peso tan acelerada. Peor aún si se utilizan productos milagro que pueden provocar daños irreversibles en el metabolismo. Ahora imagina el daño psicológico de perseguir una meta casi imposible, no lograrla y encima de todo recuperar todo lo que bajaste y hasta más. El temido rebote es un fracaso más en la lista de intentos, aumentando el daño emocional, psicológico y biológico. Así es como la persona va aumentando cada vez más peso hasta llegar a niveles incontrolables de obesidad.

El camino de las dietas milagro puede llevar a un círculo vicioso y provocar obesidad, daño emocional y biológico. 

Las dietas milagro no toman en cuenta las necesidades emocionales de quien las sigue. No fomentan la salud psicológica y se centran en la obsesión por la figura perfecta (flawless, ageless, etc.) Es por ello que en las personas más vulnerables, las dietas milagro pueden aumentar la predisposición a padecer algunos trastornos en la conducta alimentaria y a agravar los síntomas de quienes ya los padecen. Algunas dietas milagro proponen métodos como el ayuno prolongado o son demasiado restrictivas. Esto puede detonar un aumento en la compulsión por comer, aumentando los atracones y con ello las conductas compensatorias como el vómito, el ejercicio excesivo o de nuevo el ayuno.

 

El problema con las dietas milagro es el riesgo de provocar deficiencias nutricionales que van desde la falta de vitaminas hasta la desnutrición severa, incluso en pacientes que mantienen un peso aparentemente saludable. Incluso también en pacientes que llegan al sobrepeso. Pueden ser personas con exceso de grasa corporal pero falta de masa muscular, vitaminas y nutrimentos inorgánicos. 

 

  1. Mencione algunos ejemplos de dietas milagro y por qué son dietas milagro.

 

Ejemplos como la dieta de la luna, la de la sandía, la de los carbohidratos, la dieta detox, la de tal celebridad o actriz de TV suelen ser métodos donde se repite un solo alimento durante un día o una semana completa. La dieta milagro suele ser monótona y propone un solo alimento por día: solo sandía el lunes, solo aguacate todo el martes, solo melón todo el miércoles. Otras proponen restricciones severas como prohibir toda fuente de hidratos de carbono, no dejan comer ni una fruta, pan, papa, arroz, etc. Otras proponen alimentos permitidos contra alimentos prohibidos de manera radical. Algunas más indican comer de manera muy restrictiva de lunes a viernes y comer lo que quieras el fin de semana. Hay dietas que apoyan el ayuno intermitente, es decir, ayunar todo el día cada tercer día. Otras más inventan temas como tu signo zodiacal, si eres aries comes tales alimentos, etc. Otras por tipo de sangre, incluso publicando libros con gran popularidad, pero sin fundamentos comprobables científicamente.

Estas dietas dejan fuera cualquier intento de mejorar hábitos. Solo buscan la pérdida acelerada de peso en poco tiempo sin importar el daño en la salud.

 

  1. ¿Por qué las dietas milagro generan una recuperación rápida del peso que se perdió? 

Cuando se somete al cuerpo a un régimen de alimentación demasiado restrictivo, en el que la pérdida de peso es muy acelerada, se pierde principalmente agua corporal y masa muscular. La masa muscular es precisamente la que quema las calorías de los alimentos que comemos. Con menos músculo, “quemamos” menos calorías, nuestro metabolismo basal está disminuido y toda esa energía sobrante se acumula en forma de grasa mucho más fácil que cuando tenemos más músculo. Por lo tanto, una dieta milagro te deja con menos músculo, muy hambrienta y al volver a comer como antes (o más) acumulas más grasa más fácil más rápido. Rebote inminente. 

 

  1. ¿Qué características debe tener una buena dieta? 

Lo primero que debes identificar en una dieta es quién la indica y para quién está diseñada. La debe diseñar un especialista en Nutrición, con credenciales válidas. Si no la hicieron para ti específicamente no es buena idea que la sigas. Debe ser un plan de alimentación que incluya todos los grupos de alimentos en una forma equilibrada sin omitir ni satanizar ninguno de ellos. Es decir, completa y suficiente. Así, en cada comida debe contener suficientes hidratos de carbono complejos altos en fibra como granos enteros o productos de grano integral (arroz integral, frijol, lenteja, etc.); incluir suficientes verduras que aportan fibra, prebióticos y vitaminas esenciales (la que te guste y no la que te obliguen a comer); ofrecer porciones suficientes de proteína de alta calidad (puede ser vegetal o animal); agregar alimentos con grasas insaturadas (semillas, nueces, aguacate, aceite de oliva); indicar agua simple en cantidades humanas (2 litros en promedio, no es necesario inundarse con 5 litros diarios que pueden dañar severamente el riñón o causar infecciones de orina); integrar porciones moderadas de fruta (2 a 5 porciones al día dependiendo de cada persona y sus necesidades individuales).

Una dieta debe ser apropiada a tus costumbres, gustos, tradiciones, cultura, vida social y sobretodo estado de salud. Si te ponen a comer solo lechuga con atún todos los días despídete de tu vida social y familiar, además de las deficiencias nutricionales que puede ocasionar. En cambio, puedes adecuar una alimentación saludable a los eventos que tienes en la semana sin sacrificar tu salud ni tu figura. Pero sobretodo, sin caer en obsesiones que pueden llevar a trastornos peligrosos en tu forma de comer.

 

 

  1. ¿Cuáles serían las repercusiones de seguir una dieta milagro si la persona padece Diabetes? 

 

La persona con diabetes requiere un equilibrio permanente y constante en sus niveles de glucosa e insulina, además de una vigilancia periódica en su salud general y específica para cada órgano vital incluyendo riñones, hígado y corazón, además de un cuidado especial en sus extremidades (manos y pies). Las dietas milagro pueden ser deficientes en cuanto a la cantidad de nutrimentos que aportan, poniendo en riesgo su requerimiento diario. Pueden ser desequilibradas en cuanto a las cantidades y proporciones provocando alteraciones en los niveles de glucosa. La falta o exceso de algunos nutrimentos en las dietas milagro pueden aumentar aún más los riesgos de padecer insuficiencia renal, anemia, alteraciones en el perfil de lípidos y complicaciones cardiacas. Si la dieta suena demasiado buena para ser cierta, mejor revisar bien antes de seguir un método que no tiene respaldo profesional.

Leave a comment

All comments are moderated before being published