Cómo llevar una vida saludable sin estar contando calorías todo el día

 

En temas de alimentación y salud hay un océano enorme de mitos y verdades. Hay tanta información circulando en las redes y en las conversaciones diarias que ya no sabes a quién creerle. Pero realmente la nutrición saludable no es tan complicada. Es mucho más simple de lo que parece. En caso de duda, verifique con un profesional que tenga las bases científicas y el criterio ético para orientarte.

 

Claro que la dieta que te recomendó tu amiga le funcionó a ella de maravilla y tú quieres los mismos resultados. O tal vez el consejo del entrenador del gimnasio suena atractivo. Pero antes de hacer una dieta o tomar suplementos y polvitos misteriosos piensa en tu salud y en las consecuencias que provocan cada intento fallido por bajar de peso o lograr la figura ideal. Recuerda que una persona no es experta solo por tener buen cuerpo.

 

Para llevar una vida saludable y una alimentación realmente nutritiva puedes diseñar un estilo de vida que sea accesible y fácil de mantener durante los años. No necesitas matarte de hambre ni tomar decisiones drásticas. Estos son algunos conceptos básicos para tomar en cuenta:

 

  1. Los grupos de alimentos que deben incluir en cada una de las tres comidas que deben mantener un equilibrio para darte saciedad y energía. La mitad del plato deben ser vegetales, un cuarto de proteína y un cuarto de granos integrales o sus derivados. Con esta regla puedes comer los platillos que te gustan pero en su versión saludable.

 

 

  1. Si siempre viene pan con lo mismo terminarás por aburrirte y buscarás en la desesperación para comerte algún postre o botana que te divierta más. En cambio puedes dar a tus platillos un toque de sabor y color que te aportan además de diferentes vitaminas. Para lograr esto procura ir variando, un día manzana, otro día piña y así con los demás grupos de alimentos.

3.Reduce el tamaño y el número de las porciones de cada alimento a una cantidad moderada (1/2 taza aprox) y deja un poco para después. Es mejor comer poco. Más tarde puedes comer una pequeña colación a media mañana ya media tarde para recargar las reservas de energía. No caigas en la trampa de comprar el bote grande de palomitas solo porque te lo ofrecemos a un precio regalado en comparación con las chicas. Elige siempre porciones moderadas.

 

  1. ¿ESTÁS ABURRIDA? Comer no quita el aburrimiento. Si prendes la TV o vas al cine lo asocias automáticamente con comer palomitas, dulces y chocolates. Mejor busca una actividad realmente entretenida que te mantenga la mente ocupada y de ser posible que implique movimiento del cuerpo. Bailar, caminar, jugar, brincar, patear la pelota. Tú eliges pero por favor no te quedes sentada comiendo por aburrimiento.

 

 

 

  1. Elige siempre agua simple. Si no te fascina ponle hielos o prepara té helado o té caliente. Pero siempre sin azúcar. Las bebidas azucaradas, refrescos y jugos y las bebidas alcohólicas no te satisfacen la sed ni el hambre y solo aportan energía extra que no necesitas. Aprende a preparar agua simple en sus muchas versiones hasta que encuentres la que más te guste. Bebe 2 litros de agua diario.

 

 

Estar fit está de moda. Mantenerse saludable es para siempre.

Para lograrlo necesitas un plan diseñado a tu medida, que se adapte a tu estilo de vida y tus gustos y costumbres. Platica con tu nutrióloga para ir mejorando ese menú y conseguir el estilo de vida sano que permanezca a largo plazo.

 

KAREN BETECH, LICENCIADA EN NUTRICIÓN.

HOSPITAL ÁNGELES LOMAS

FB: Nutrióloga Karen

Twitter: NutriologaKaren

Instagram: Nutrióloga Karen

Tel.: 5247-1473

kbetech@yahoo.com

 

Leave a comment

All comments are moderated before being published